10 razones por las que a tu hijo no le gusta el colegio

Índice

A ningún niño le gusta el colegio el primer día. Al menos, eso es lo que parece cuando les oyes quejarse de él. Pero, ¿a qué se debe esto? Seguro que el colegio no puede ser tan malo, ¿verdad? Bueno, para un niño puede serlo.

 En primer lugar, tienen que levantarse temprano. Luego tienen que ir a un lugar que puede no gustarles y estar con gente que puede no gustarles, así que hoy explicaremos las 10 razones por las que a tu hijo no le gusta el colegio.

Tienen que sentarse en un pupitre todo el día y aprender cosas que quizá no les interesen. Y si no tienen cuidado, pueden recibir un castigo. Así que no es de extrañar que a los niños no les guste la escuela. Pero también tiene algunos aspectos positivos. Aprenden a leer y escribir y a hacer cuentas. Aprenden sobre ciencia e historia. Y si tienen suerte, pueden hacer algunos amigos por el camino.

 

10 razones por las que a tu hijo no le gusta el colegio

Debemos saber cómo inculcarle a nuestros hijos que el hecho de hacer un sacrificio por un bien mayor es algo que llevaremos por el resto de nuestras vidas. Eso implica estar en lugares que no son de nuestro agrado, convivir con personas con las que no llevamos, a veces recibir abusos que no deben ser permitidos (Y reportados) y muchas cosas más que implican ir al colegio.

 

1) No sienten que encaje. 

Ya sea porque es tímido o porque siente que no es «normal» como los demás niños, el colegio puede ser un lugar aislante. Tu hijo puede sentir que no encuentra amigos o que nadie le entiende.

Hay muchas razones posibles por las que mi hijo no encaja en la escuela. Puede ser que sea tímido e introvertido y que le cueste hacer amigos. Puede que le interesan cosas diferentes a las de sus compañeros o que tenga una discapacidad que le dificulte relacionarse con los demás. 

Sea cual sea el motivo, es importante hablar con el profesor de mi hijo para entender mejor la situación y ver qué se puede hacer para que se sienta más cómodo en la escuela. 

 

2) No le gusta el trabajo, actividades o tareas. 

La escuela puede ser dura y a veces parece que el trabajo es interminable. Tu hijo puede sentir que no es bueno en la escuela y que se retrasa constantemente.

Sea cual sea el motivo, es importante hablar con tu hijo para ver por qué no disfruta de las actividades escolares y ver si se puede hacer algo para ayudarle a participar más. Puedes estudiar qué actividades le gustan más que las otras.

 

3) Sienten que no pueden expresarse. 

Si tu hijo es creativo o tiene una perspectiva única, puede sentir que la escuela ahoga su creatividad. Puede sentir que tiene que ajustarse a la forma de pensar de los demás y que no puede ser él mismo.

 

4) Son víctimas de acoso escolar. 

Por desgracia, el acoso escolar es demasiado frecuente. Tu hijo puede ser víctima de acoso por parte de sus compañeros de clase, y puede sentir que no tiene a quién recurrir.

Lamentablemente, el abuso escolar es una realidad en el mundo actual. Por desgracia, hay adultos que se aprovechan de los niños, tanto física como emocionalmente. Por otra parte, hay niños que reflejan sus problemas abusando de otros niños ya sea verbalmente o con agresiones físicas.

Estos individuos preparan a sus víctimas, a veces durante años, antes de llevar a cabo sus terribles actos. Los efectos del acoso escolar pueden durar toda la vida, dejando a la víctima asustada, sola y culpable. Es importante recordar que nunca es culpa de la víctima y que no está sola. Hay gente que se preocupa y que puede ayudar.

 

5) Tiene problemas personales.

Si tu hijo está pasando por un momento difícil en casa, puede llevarlo a la escuela. Puede que tenga ansiedad, depresión u otros problemas de salud mental.

Sea cual sea el motivo, es importante que hable con su hijo sobre los motivos por los que no le gusta el colegio. Puede que necesite tu ayuda para encontrar soluciones a sus problemas. Si no estás seguro de qué hacer, siempre puedes hablar con su profesor o consejero escolar.

 

6) No les gustan los profesores.

Hay varias razones por las que a los niños no les gustan sus profesores. Tal vez el profesor es demasiado estricto, o tal vez los niños sienten que no se les desafía lo suficiente. Tal vez los niños sientan que el profesor no les escucha, o tal vez sientan que el profesor siempre se mete con ellos. Sea cual sea la razón, está claro que no todos los niños van a querer a todos los profesores. Y eso está bien.

 

7) No les gustan los demás niños.

Puede ser difícil para los niños cuando no les gustan los otros niños de su clase. Pueden sentirse excluidos o como si no encajaran. Esto puede ser una situación difícil tanto para el niño como para los padres. 

 

8) No les gustan las opciones de comida.

Si eres de los que prepara la comida de sus niños, entonces está bien. La verdad es que la alimentación afecta mucho el nivel de concentración y el ánimo. Trata de averiguar si está ingiriendo algo que no es de su agrado o si en realidad, no le gusta nada lo que sirven en el colegio, puede pasar que eso lo desmotiva.

 

9) No sienten que estén sacando beneficio

¿Para qué voy? No me gusta esta materia o este profesor, en realidad no siento que estoy aprendiendo. Pueden ser algunas de las expresiones más frecuentes en los niños. Despertar el interés de tus hijos por la escuela debe comenzar por premiar periódicamente por sus resultados positivos, reconociendo su esfuerzo.

 

10) No les gusta el lugar

También es posible que a mi hijo simplemente no le guste estar en un entorno estructurado y prefiere hacer otra cosa. Es posible que no le agrade que sea la escuela tan grande o tenga escaleras, el salón o el ambiente en la misma, es una buena razón para indagar.

 

Hay algunas cosas que puede hacer para que a su hijo le guste la escuela

  • Anímale a hacer amigos y a participar en actividades extraescolares. Esto le ayudará a sentir que pertenece a la escuela y le dará algo que esperar durante el día. 
  • Siéntate con ellos cada día después del colegio y habla de lo que han aprendido y de lo que les ha gustado o no. Esto te ayudará a medir su rendimiento y te dará la oportunidad de elogiar sus éxitos y ayudarles a superar sus dificultades.
  • Ayúdale a desarrollar buenos hábitos de estudio y a mantenerse al día con su trabajo. Esto les hará sentirse más seguros y capaces, y les ayudará a evitar cualquier sorpresa estresante. 
  • Asegúrate de que desayunan de forma saludable y duermen lo suficiente. Esto les ayudará a concentrarse y a dar lo mejor de sí mismos durante el día.


En manantial de vida nos esforzamos por hacer de la educación del alumno un ambiente donde se sientan cómodos y listos para aprender, ya que es el lugar donde pasan la mayoría del tiempo, por lo que tiene que ser un lugar agradable en todos los aspectos.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
Facebook
Contáctanos
Teléfono

+502 3024 0512

Correo

info@manantialdevida.edu.gt

Dirección

Barrio Bananera, Morales Izabal